La Fundación Espriu atiende a más de dos millones de personas



La Fundación Espriu atendió en 2016 a un total de 2.298.655 personas, frente a las 2.246.966 del año anterior, lo que supone un aumento de más de 50.000 usuarios. En este sentido, el director general de la entidad sanitaria, Carlos Zarco, ha destacado que «prestamos asistencia sanitaria a casi el 5% de la población española, un colectivo que colabora con sus impuestos, pero que no demanda servicios del sistema público liberando así los recursos sanitarios».

Además, Zarco ha puesto en valor que la entidad proporcionó empleo a 56.647 profesionales, frente a los 45.388 de 2015 y, por otra parte, señaló que también el número de médicos aumentó significativamente. «Hemos pasado de los 38.766 en 2015 a los 50.532 en 2016», ha indicado.

En el año 2016, la red de cooperativas de la Fundación Espriu facturó más de 1.741 millones de euros, 57 millones más que el año anterior. En este sentido Zarco ha subrayado que «el estudio World Cooperative Monitor situó en 2016 a Espriu como la cuarta red de cooperativas sanitarias del mundo teniendo en cuenta el volumen de facturación».

Este estudio, elaborado por el Instituto Europeo de Investigación sobre Empresas Cooperativas y Sociales y la Alianza Cooperativa Internacional, y patrocinado por la Fundación Espriu, tiene como objetivo aumentar y mejorar la información disponible sobre las cooperativas para presentar una visión detallada de su contribución real al bienestar de la sociedad.

Zarco confía en que este año la fundación y las entidades que la integran (ASISA, Assistència Sanitària, Lavinia y SCIAS) siga manteniendo esta posición ya que, en todo el mundo, solo diez cooperativas sanitarias superan los 100 millones de dólares (92,6 millones de euros) en su facturación anual.

De la misma manera, ha puesto de manifiesto que «las cooperativas son empresas sostenibles y rentables». Además, ha subrayado que «todos los beneficios los reinvertimos en nuestras propias estructuras, lo que permite generar riqueza, una asistencia de la mejor calidad con equipamiento a la última y mejores salarios para nuestros médicos. Y todo eso es posible porque no tenemos que pagar dividendos a ningún accionista».