Casi 100 millones de hogares en el mundo acceden al sistema sanitario a través de las cooperativas



Las cooperativas sanitarias son un esquema empresarial que facilita el acceso a la salud a casi 100 millones de hogares en todo el mundo. Así lo han reconocido los integrantes del grupo de salud del B20 que se ha reunido recientemente en Berlín con el objetivo de analizar los problemas de salud que se presentan en la sociedad actual.  La Fundación Espriu, una de las mayores cooperativas sanitarias del mundo, ha participado en este encuentro en el que se ha puesto de manifiesto que las empresas del sector son indispensables para asegurar que los sistemas sanitarios contribuyan al crecimiento económico. Es la primera vez que los problemas relacionados con la salud pública están presentes en la cumbre del G-20.

Carlos Zarco, el director de la Fundación Espriu, ha recalcado que el objetivo de la Iniciativa de Salud del B20 es que los líderes políticos apuesten por las cooperativas como modelo de empresa sanitaria sostenible y con vocación social. En este sentido, ha dicho que es probable que el gasto en atención sanitaria siga creciendo más rápido que el PIB, lo que supondrá un “desafío” para muchos gobiernos.

El grupo en el que ha participado la Fundación Espriu ha indicado que los miembros del G-20 deben adoptar políticas que garanticen que la investigación y el desarrollo sean reconocidos “adecuadamente”. Además, indican que hay que mejorar el acceso a la atención sanitaria a través de un “ecosistema pro-innovación” que priorice el autocuidado y el empoderamiento de los individuos.

En relación a esto, también han propuesto mejorar las políticas de salud para incentivar la participación del sector privado y capacitar a los ciudadanos a través del autocuidado y la alfabetización en salud.

Además, los integrantes del grupo de salud han elaborado recomendaciones relacionadas con la resistencia antibiótica, la preparación frente a las pandemias, la lucha contra las enfermedades tropicales desatendidas o la salud digital.